• Por Marta Canacci

es-por-tu-bien-cartelDirección: Carlos Therón.
Intérpretes: Javier Cámara, José Coronado, Roberto Álamo, Luis Callejo.

Con guión de Manuel Burque (“Perdona Si Te Llamo Amor”) y Josep Gatell.

Sinopsis

Tres padres (Javier Cámara, José Corondo y Roberto Álamo) intentarán deshacerse de los novios de sus hijas, a los que ven como pocos recomendables para su futuro.

Crítica

Comedia cargada de tópicos y convencionalismos, poco original pero sin demasiadas pretensiones. La trama ya se ha visto en producciones similares: la complicada relación del futuro suegro con el futuro yerno; situaciones cómicas entre padres protectores y novios recién llegadas consistentes en urdir artimañas para desengañar a sus hijas… de forma tan torpe que acaban por dejarles en evidencia antes sus familias.

es-por-tu-bien-foto-jose-coronadoArturo, interpretado por José Coronado, es un abogado de éxito, de corbata, gomina, tirantes… Chus, en la piel de Javier Cámara, encarna al cuñado pardillo y bonachón… Hipólito (Poli), interpretado por Roberto Álamo, es el albañil con un pronto que no controla. A cada cual le toca como futuro yerno su antítesis. Al primero un perroflauta de manual, al segundo un espabilado que, en apariencia, ni estudia ni trabaja y que trapichea con drogas, y al tercero un antiguo compañero de escuela, mujeriego y fotógrafo sofisticado.

Los tres padres protagonistas, preocupados por sus futuros yernos, son a su vez cuñados y amigos. Sus vidas entran en shock cuando la hija de Arturo decide en el último momento no casarse con el novio “ideal”, Agustín, para estar con Álex, perroflauta anarquista. Casi al mismo tiempo, Chus y Poli descubren las identidades de sus maravillosas y perfectas hijas.

es-por-tu-bien-foto-criticaLas interpretaciones de Coronado, Cámara y Álamo son correctas, con buena química entre ellos. El resto del reparto pasa bastante desapercibido.

Los personaje son simples estereotipos y las situaciones resultan previsibles sobre diferencia generacional y antagonismo entre futuros parientes. Las motivaciones, acciones y reacciones son las esperadas, en algunos casos con tendencia a la exageración. Las resoluciones de los conflictos son facilonas, con giros finales que desvirtúan la mala leche de la comedia, desperdiciando una orientación negra.

A pesar de todo, la película, tiene algunos momentos simpáticos dentro de una trama con demasiados altibajos y clichés.

Fichas en AlohaCriticón

José Coronado
Javier Cámara
Roberto Álamo