• Por Marta Canacci

casa-torcida-cartel-espanolDirección: Gilles Paquet-Brenner.
Intérpretes: Max Irons, Stefanie Martini, Glenn Close, Christina Hendricks.

Película basada en una novela de Agatha Christie (“La Casa Torcida”, Editorial Espasa). Con guión de Julian Fellowes (“The Tourist”, “La Reina Victoria”), Gilles Paquet-Brenner (“Lugares Oscuros”, “La Llave De Sarah”) y Tim Rose Price (“Rapa Nui”, “El Beso De La Serpiente”).

Sinopsis

El millonario Aristide Leonides (Gino Picciano) ha muerto en su mansión. Su nieta Sophia (Stefanie Martini) pide ayuda a Charles Hayward (Max Irons), detective con el que mantuvo una relación amorosa en El Cairo, que investigue el asunto porque cree que su abuelo fue envenenado por un miembro de su propia familia. La principal sospechosa es Brenda (Christina Hendricks), su segunda esposa, una mujer mucho más joven que el fallecido, exbailarina en un casino de Las Vegas, que fue infiel a su marido con Laurence Brown (John Heffernan), el tutor de los nietos de Leonides.

Crítica

casa-torcida-foto-critica“La Casa Torcida” es una adaptación cinematográfica de una de las novelas de misterio criminal escritas por Agatha Christie, en este caso centrada en la muerte de Aristide Leonides después de que su joven esposa le ponga una inyección que debería haber sido de insulina, pero cuyo contenido fue cambiado por una dosis letal de otro medicamento.

Varias generaciones de una misma familia, el tutor de los niños y los miembros del servicio conviven en la mansión de los Leonides. Todos parecen salir beneficiados de uno u otro modo con su muerte, además todos tuvieron oportunidad y motivos para haber cometido el crimen.

Es una película coral y policiaca en la que se involucran a varios sospechosos en una trama de intrigas, pasiones ocultas, maldad y misterio en un entorno cerrado, La Casa Torcida, retrato de una familia burguesa desquiciada cuyos miembros se enfrentan tras el asesinato del patriarca, desde su joven viuda, Christina Hendricks, hasta su cuñada, Glenn Close, pasando por hijos, nueras, nietas…

La presentación de personajes se produce con ritmo lento, exponiéndose poco a poco los motivos de los habitantes para matar a Aristide… celos, envidias, codicia, rabia contenida, amores…. En el último acto el suspense va en aumento y al final se precipita de forma inesperada.

Un detective inexperto (y falto de carisma) llamado Charles, interpretado por Max Irons, es el encargado de dilucidar el crimen a pesar de no tener particulares habilidades deductivas.

casa-torcida-max-irons-fotosLa fotografía es en ocasiones lúgubre, con una atmósfera propia del cine negro, jugando con el contraste de sombras y el ambiente oscuro (amenazador en ocasiones) que acentúa el halo de misterio. Otras veces es luminosa, con una acertada escenografía de novela de misterio rodada en casa victoriana.

El problema de la película es que todo transcurre demasiado lento y con emociones superfluas. Hay subtramas románticas de escaso interés, sobre todo la del detective y la nieta mayor, que desvirtúan la esencia de investigación detectivesca.

Le falta intensidad y profundidad, pero logra entretener gracias a los numerosos giros y al partido que le saca Gilles Paquet-Brenner al escenario que titula el film.

Fichas en AlohaCriticón

Max Irons
Glenn Close
Gillian Anderson
Christina Hendricks
Terence Stamp

Ver la ficha técnica de la película