• Por Antonio Méndez

onibaba-cartel-pelicula

Director: Kaneto Shindo
Intérpretes: Nobuko Otowa, Jitsuko Yoshimura, Kei Sato, Jukichi Uno.

Con guión de Kaneto Shindo (“El Poder Del Oro”, “Madre”).

Sinopsis

En el Japón feudal y en pleno conflicto bélico, dos mujeres sobreviven asesinando a samuráis y vendiendo sus lujosas pertenencias. La pareja femenina está compuesta por una suegra (Nobuko Otowa) y su nuera (Jitsuko Yoshimura), ambas esperando el regreso de su hijo y marido de la guerra. El regreso no se producirá debido al fallecimiento del susodicho en la batalla, como así le expresa un vecino retornado llamado Hachi (Kei Sato). Este último comenzará a seducir a la muchacha joven ante el desagrado de su suegra, que intentará por todos los medios evitar que su nuera mantenga relaciones sexuales con Hachi y la abandone.

Crítica

Un título extraordinario. Por su asfixiante visualidad, que emplea la simbología natural y el cuento sobrenatural como concurrentes de una enrarecida situación pasional y una mesmérica descripción interpersonal, resaltada por una ecléctica banda sonora de inspiración tribal, una brillante fotografía claroscura, y una tonalidad misteriosa.

onibaba-foto-criticaEl relente escenario, dominado por juncos azotados por el viento, es el contexto para una alegoría sobre la destrucción, la muerte y, sobre todo, la necesidad humana de supervivencia y compañía, especialmente de connotaciones sexuales.

El tratamiento del material que maneja Kaneto Shindo es soberbio, conformando una sencilla historia triangular con una definición espectral, sombría, de exaltada tensión erótica y febril despliegue emocional.

Casi todas sus escenas esgrimen un sobresaliente talento fílmico, con un poderío estético fascinante, empleado como expositor de las ansias vitales de unos protagonistas condicionados en su comportamiento por una atmósfera amoral, hosca, claustrofóbica.

El encuentro entre la mujer de mayor edad (genial interpretación de Nobuko Otowa) con la pareja haciendo el amor, tiene una pujanza extraordinaria, con una pasmosa vinculación dendrófila en el anhelo de un deseado placer conjunto. Otros momentos inolvidables, además de las apariciones demoníacas, son todas las escenas en las que interviene el samurai enmascarado, personaje clave para el progreso final de esta gran película.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:15    Promedio:4.7/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar