• Por AlohaCriticón

the sonics garage rock discos biografia

Practicantes de un rock’n’roll y R&B salvaje lleno de energía, distorsión, fiereza vocal, The Sonics es una de las bandas más significativas del garage-rock 60’s, cuya bravura sónica les convirtió en puntales del proto-punk.

Influenciados principalmente por Little Richard, Chuck Berry, James Brown y los legendarios Wailers, combo surgido en el contexto territorial del grupo, la parte noroeste de los Estados Unidos, los Wailers se convirtieron en uno de los iniciadores del garaje americano y modelo a seguir por multitud de jóvenes del lugar.

Entre sus admiradores se encontraban los hermanos Andy (bajista) y Larry (guitarrista) Parypa, quienes a comienzos de los años 60 decidieron formar en Tacoma, Washington, un grupo al que llamaron The Sonics.

Un par de años después de su génesis y tras varios cambios en la formación con entradas de diversos músicos y cantantes, como el vocalista Ray Michelson, el batería Bill Dean o el saxo Tony Mabin, se incorporaron a la banda el cantante y teclista Gerrry Roslie (acreditado en algunos discos como Jerry) y el batería Bob “Boom Boom” Bennett, dos miembros de una banda llamada The Searchers, un grupo en el que también se encontraba Jerry Miller (futuro miembro de Moby Grape) y que nada tenía que ver con el famoso grupo inglés.

La banda añadió una pieza más cuando un íntimo amigo de Roslie, el saxofonista Rob Lind, terminó de conformar un quinteto caracterizado por interpretar temas de rock’n’roll y R&B de manera sucia y frenética.

La impetuosa y berreante vocalidad de Roslie, el abrasivo proceder de la guitarra de Larry Parypa, el poderoso trabajo de Andy Parypa al bajo, la fogosa saña con la que golpeaba sus baquetas Bob Bennett o el saxo-ametralladora de Rob Lind, transmitían sus festivos ritmos de baile y unos textos que abordan el consumo de estricnina, retratan psicópatas enloquecidos por las curvas de su objeto amoroso o crean amenazas demoníacas a chicas mentirosas.

Después de actuar con éxito en varios locales de su comarca, los Sonics pudieron conseguir un contrato discográfico en 1964 gracias a Buck Ormsby, el bajista de los Wailers que poseía el sello Ettiquette Records, en donde grabaron al mayor volumen posible su primer single, “Keep a Knockin’”, una excitante versión de Little Richard, la mayor influencia para Roslie, que después de su grabación, fue sustituido por “The Witch”, una composición de Roslie que en principio iba a ser la cara b de “Keep a Knockin’”, pero que al final acabó apareciendo como cara a.

“The Witch” fue un éxito local, consiguiendo llegar al número 2 en las listas de Seatlle, sobre todo cuando la radio musical más importante de la zona, la KJR, comenzó a pincharla a menudo ante la petición de sus oyentes, quienes la habían escuchado en emisoras de menor relevancia.

Su primer LP, un clásico del garaje, fue “Here Are The Sonics” (1965). Producido por Ormsby y otro miembro de los Wailers, Kent Morrill, el disco fue grabado en unas pocas horas y en dos pistas.

Entre sus cortes se encuentran vibrantes versiones de clásicos del rock’n’roll y fenomenales temas propios escritos por Roslie como “Psycho” (su otro gran clásico en single y otro hit en su área territorial), “Boss Hoss” o “Strychnine”, todos dotados de un inmenso ardor sónico.

Esta prominencia en el noroeste americano les sirvió para telonear a grupos de éxito del momento, como los Beach Boys, los Herman’s Hermits o los Kinks, una de sus mayores influencias británicas.

“Sonics Boom” (1966) prosiguió con los postulados de “Here are The Sonics” aunque con menos ímpetu en muchos temas. A pesar de ello contiene uno de los mejores momentos del grupo, la composición de Roslie “He’s waitin’”, y una espectacular y estridente versión del gran clásico de Richard Berry, “Louie Louie”. Otros cortes escritos por Gerry Roslie fueron “Don’t be afraid of the dark” o la sensacional “Cinderella”.

En 1966 los Sonics abandonaron Etiquette y ficharon por un sello más poderoso, Jerden Records, con quienes grabaron su tercer LP, “Introducing The Sonics” (1967), reeditado en el año 2002 como “Maintaining My Cool”, título también de uno de los cortes del disco.

Se pusieron en manos de Jerry Dennon, el productor de los Kingsmen, pero el resultado no fue satisfactorio y los propios Sonics renegaron del álbum, alejado de la crudeza original de sus primeras grabaciones.

El último single con la formación clásica del grupo fue “Any way the wind blows”, una versión de un tema de Frank Zappa & The Mothers of Invention.

Existía mala relación entre Roslie y los hermanos Parypa, provocada por el choque de egos y el rol de liderazgo de los fundadores y el vocalista y compositor. Por otra parte y según declaraciones de Larry Parypa, el comportamiento voluble del cantante, aquejado de una tremenda timidez, que a veces le llevaba a sentir miedo escénico y a no querer actuar en algunos conciertos, le llevó a ser despedido por Andy Parypa en 1967.

A comienzos de año ya se había marchado Bob Bennett, descontento con el derrotero sonoro de su último álbum.

Estas dos esenciales bajas fueron decisivas para el posterior fin de los Sonics.

La entrada de Jim Brady (ex The Mercy Boys) no consiguió remontar el aspecto comercial del grupo y en 1968, los miembros principales se irían disgregando del grupo, prosiguiendo sus estudios universitarios y estabilizando su vida sentimental.

A finales de los años 60 los Sonics, ya con ninguna similitud con los originales, continuaron la senda musical, ahora con Randy Hyatt como cantante y teclista, Danny Hoeffer (sustituido después por Doug Heath) a la guitarra, el bajista Ron Foos y el batería Steve Mosier.

Roslie retomó el nombre de los Sonics en 1979 grabando un disco titulado “Cinderella for Bomp” (1979), álbum que obtuvo nula repercusión, todo lo contrario que sus dos primeros LPs, trabajos discográficos que siguen asombrando a las nuevas generaciones por su descomunal fuerza sonora.

the sonics this is the albums discosEn el siglo XXI se produjo una reunión para actuar en directo. En el año 2015 publicaron un nuevo álbum en estudio titulado “This Is The Sonics”.

Discos Comentados en AlohaPopRock-AlohaCriticón

Here are The Sonics (1965)
Sonics Boom (1966)



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies