• Por Antonio Méndez

mogwai mr beastCrítica

Quinto álbum en estudio de Mogwai, grupo post-rock escocés de esencia instrumental, significado por una escritura atmosférica tan deudora del noise-pop de los My Bloody Valentine como del kraut-rock o los desarrollos psicoprogresivos de finales de los 60, comienzos de los 70.

El disco contiene piezas de notoria incisión emocional, recorridos sombríos, melancólicos, construidos con sensibilidad en desarrollos melódicos in crescendo y habilidad en la creación de texturas hipnóticas de base space-rock con sinergia entre las abrasivas guitarras, la percusión (ahora retumbante, más tarde sutil…), ligeros artificios electrónicos y minimalistas pianos de inspiración clásica.

Los cortes instrumentales captan ambientes que aglutinan beldad en las melodías con evocación taciturna a través de pasajes tan acertados como los encontrados en “Auto Rock”, sosegado tema noise-prog-rock que vincula un pausado tempo apuntado con las notas de un plañidero piano, un áspero muro guitarrero, y una batería que va incrementando su contundencia con el paso de los minutos.

mogwai-foto-discos-criticaUn piélago de agitadas, zumbantes guitarras fuzz fundamentan el calado instrumental de la potente “Glasgow-Mega Snake”, corte con trazas metaleras y guitarra jangle, mientras que en “Acid Food”, el primer corte con voz (laxa y semirasposa de Stuart Braithwaite), emplean como percusión una caja de ritmos con sonidos de pedal-steel.

“Travel Is Dangerous” remacha las constantes de la banda de Glasgow con variantes de tempo/texturas y el empleo de guitarras abrasivas en el estribillo.

Con “Team Handed” retoman sonidos instrumentales de tonos calmosos con protagonismo melancólico de un minimalista piano acompasado por unos templados platillos.

Tal sentido melancólico ligado a una atmósfera nocturna es apreciado también en “Friend of the Night”, con una progresión melódica admirable, con un piano maravilloso. Sin duda alguna uno de los momentos más bellos de todo el disco, en especial en su emotiva parte final.

El empleo del piano como clave evocativa es remedado por una delicada guitarra en “Emergency Trap”, al igual que en “Folk Death 95”, en donde se redunda en tonos y atmósferas.

“I Chose Horses” presenta en la voz al japonés Tetsuya Fukagawa, miembro de Envy, con lo que pretenden dotar de singularidad a un tema excesivamente lánguido.

“Mr. Beast” se cierra con “We’re No Here”, lisergia épica con huella heavy y explosión de guitarras distorsionadas.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:6    Promedio:3.8/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar