• Por Antonio Méndez

picaresque the decemberists albumCrítica

El tercer álbum de The Decemberists muestra la sobresaliente aptitud como escritor de canciones de Colin Meloy, un letrista de bastante empaque que denota que lee algo más que las ofertas puntuales del Carrefour. Algo es algo.

“Picaresque”, con los habituales modos melodramáticos y teatrales del grupo, vuelve, al igual que “Her Majesty” o “Castaway And Cutouts”, ha regodearse en el art-pop, en el folk-rock británico y en resonancias previas de Neutral Milk Hotel, Jethro Tull, Belle & Sebastian, Donovan o Al Stewart.

El disco se inicia con “The Infanta”. Un aullido más de un perro famélico que de lobo da paso a una batería cabalgante y un desarrollo prog-rock 70’s a lo Jethro Tull. La pieza tiene intensidad, principalmente por el trabajo de percusión, y densidad sónica, con teclados y guitarras acústicas. La imaginería, barroca y modernista, es un tanto exótica para una infanta rodeada por elefantes y demás fauna. Tiene sentido dramático y épico, algo inherente al aspecto teatral de la banda.

“We Both Go Down Together” es un tema bastante coqueto. Qué pena que los arreglos y el tempo recuerde demasiado al “Losing My Religion” de REM. Es pop orquestal con un gran estribillo y un magnífico texto que cuenta una historia trágica de amor imposible con dos amantes de distinta condición social al borde del suicidio en los acantilados de Dover.

En “The Sporting Life” Meloy se centra en un chaval negado para el fútbol que no quiere defraudar a su padre y a su novia. Puede ser una metáfora sobre las expectativas profesionales y vitales de la gente que nos rodea. Tiene una gradación sarcástica interesante, con ecos de Belle & Sebastian, aunque el ritmo es un semiplagio del “Lust For Life”. Por esta canción Iggy Pop y David Bowie tenían que ser más multimillonarios de lo que ya son.

Bonita canción la de “Eli, The Barrowboy”. Muy folk británico. Es una balada que narra la triste historia de Eli el carretillero, que, vestido de pana, vende carbón, mazorcas de maíz y flores. Parece un cuento poético de redención por la amada muerta o quizá un fantasma errante con la imposibilidad de ver a su novia fallecida.

Seguimos con cortes lentos. “The Bagman’s Gambit” es una balada folk progresiva, minimalista, que a los dos minutos incrementa el tempo con las baterías, oscilando entre la placidez acústica donoviana y ritmos épicos con suntuosa y climática orquestación. La historia se sitúa en una intriga amorosa en plena guerra fría.

Y otra nueva balada. “From My Own True Love (Lost At Sea)”. Acústica, lluviosa, posee un sugestivo tono melancólico vinculando muerte y mar. Es otra canción de lamento amoroso, de pérdida amorosa. Tiene toques de folk medieval inglés, bateria retumbante estilo gong, y la letra es sencilla pero está desarrollada con un tempo y unos arreglos muy sugestivos, cálidos. Petra Haden aporta las dulces armonías femeninas.

“16 Military Wives”, llamada también “16 by 32”, es una de las joyas del disco. Se anima el ritmo después de tanta calma con una melodía espléndida. Pop orquestal psicodélico embellecido por exuberantes arreglos de viento. Suena un hammond y el texto es antibélico.

“The Engine Driver” es otra gran canción con una de las mejores melodías del álbum. Precioso medio tiempo dream pop con arreglos suntuosos y armonías de Petra. La letra es romántica y melancólica con narración desde diferentes perspectivas.

El mundo de la prostitución es visto desde “On The Bus Mall”, con elegancia y sonidos acústicos. “The Mariner’s Revenge Song” es el tema más ambicioso del LP. Vodevilesco y teatral es una pieza tomwaitsera y extensa con una letra más que interesante. Se centra en dos marineros, los únicos sobrevivientes del ataque de una ballena, que permanecen en el vientre de éste. Es una historia, como bien se expresa en el título, de venganza que conexiona a los dos marinos con la madre de uno de ellos. Muy rica instrumentalmente, suenan guitarras, un acordeón, tuba, mandolina…

“Of Angels And Angles”, balada acústica de notable melodía, cierra este estimable disco.

Ir a la biografía AlohaCriticón de The Decemberists

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:3    Promedio:4.2/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar