• Por Antonio Méndez

album review colosseum the grass is greenerCrítica

Vaya pedazo de músicos componían el grupo británico Colosseum.
Varios de ellos habían tocado blues rock con Graham Bond o con John Mayall antes de dar el salto y configurar este gran grupo de rock psicoprogresivo con querencias blues rock y jazzísticas, sin olvidar dosis de pop psicodélico con resonancias de Cream.

Este “The Grass Is Greener” es la versión estadounidense del segundo LP de la banda, titulado en Gran Bretaña “Valentyne Suite”.
Ambos con misma portada pero con bastante disparidad en cortes.

Con campanas se inicia la psicodélica “Jumping Off The Sun”.
En su dinámico desarrollo se aprecia la impronta de sus extraordinarios músicos.
John Hiseman, magistral en todo el álbum, machaca la batería de forma intensa, demostrando que no tiene que envidiar en las baquetas a nadie en la historia del rock y que todo esto de “los mejores” o “el mejor” es pura falacia, promoción y fortuna puntual. Papanatismos y fanatismos estultos. Por no hablar de la guitarra del cantante James Litherland o el bajo de Tony Reeves.
Si encima le sumamos los teclados virtuosos de Dave Greenslade y el saxo de Dick Heckstall-Smith configuramos un combo rotundo. Magnífico en su vibrante sinergia sónica.

“Lost Angeles” nos transporta a ambientes lisérgicos con una cautivadora combinación entre saxo y teclados, y ambientes que van del ácido al jazz rock pasando por el blues rock.
Gran solo guitarrero de Litherland acompañado rítmicamente por una sección con enorme, poderosa personalidad.
Da gusto, es una maravilla escuchar a estos músicos en interacción.
Tipos que dominan como quieren sus instrumentos y exprimen sentimientos y emociones con virtuosismo sin caer en el onanismo.

“Elegy” es una pieza jazz también incluida en el “Valentyne Suite”.
Cálida, elegante, con clase.
Maravilloso el bajo de Reeves y el prominente saxo de Heckstall-Smith.

“Butty’s Blues”, aparecida también en la versión británica, es un corte blues rock envolvente, con un sensacional trabajo en los teclados de Greenslade, magnífico uso del viento y unos punteos de guitarra que trascienden emocionalmente.
Recuerda un tanto a Blood, Sweat & Tears en su espectacular coda.

“Rope Ladder To The Moon” es un tema escrito por Jack Bruce (bajista y vocalista de Cream).
Derrocha estilo y clase en una pieza jazz-blues-rock con trazos psicodélicos.
Fenomenal corte con sonidos de vibráfono y una comunión sonora de rock progresivo de primer nivel.

“Bolero” es una joya.
Iniciada con sonidos clásicos de Maurice Rabel, la pieza se desarrolla con un antológico, memorable, extenso solo de guitarra de James Litherland, flanqueado por un reiterativo bajo que termina hipnotizando y la unión intensa del saxo y la batería.
Magistral.

“The Machine Demands A Sacrifice” presenta una melodía al estilo de los Cream o de Traffic con bases de jazz blues lisérgico.
Óptima psicodelia con órgano, saxo, flauta incluida.

El cierre del álbum se produce con “Grass Is Greener”, una especie de suite con sonidos españoles en un desarrollo apabullante con influencia de Jimi Hendrix.
¡Qué grandes músicos! Auténticos colosos también en esta adaptación estadounidense de su clásico “Valentyne Suite”.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Colosseum

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:11    Promedio:4.6/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar