• Por Antonio Méndez

kaiser chiefs off with their heads album review discoCrítica

Kaiser Chiefs es un grupo inglés procedente de Leeds con influencias básicas del garage-rock 60’s, la new wave y el post-punk.

Su música, un reciclaje de sus ascendencias 60, 70 y 80 que seguramente no trascienda su momento de éxito, refleja la artesanía existente en el pop-rock guitarrero británico actual, tan escuchable como poco excitante.

Este tercer disco de la banda, “Off With Their Heads”, no se inicia nada mal, ya que las dos primeras piezas se encuentran entre lo mejor de su contenido.

“Spanish Metal”, con leves sonidos aflamencados en un riff hard rock, es uno de los grandes temas del disco. Su pirotecnia en el teclado, sus armonías vocales, su distorsión guitarrera, sus variantes rítmicas, su texto desencantado, su batería a lo Keith Moon y su aura psicoprogresiva que vincula a los Who con Gentle Giant suena muy sugerente.

La segunda canción, “Never Miss A Beat”, lima estas primeras apariencias prog-rock y, abordando la apatía adolescente, ofrece un muy buen tema con influencias post-punk y pop-punk que mezcla las guitarras angulares de la primera herencia con el fondo rugiente distorsionado del segundo junto a un estribillo muy directo. Energía y melodía con comentario social y unas estrofas de tipo conversacional.

A partir de aquí, y salvo algún destello melódico, el disco se convierte en un reutilizamiento ochentero con temas con pretensión danzable, no en vano muchas emplean ritmos derivados del funk.

El medio tiempo “Like It To Much” principia con un riff hard-blues-rock guitarrero combinado con piano, cuerdas, y un ritmo ska-funk. Es un híbrido que promete mucho en su inicio pero que termina resultando cansino en su final.

“You Want History” tiene un pegadizo riff nuevaolero y un tempo dance-funk. En ocasiones parece un corte de China Crisis con baterías The Who. A mitad de pieza el corte se convierte en una canción tecno-pop puramente ochentera.

La influencia en la batería de Keith Moon se vuelve a manifestar en “Can’t Say What I Mean”, un pasable garage-rock que les desliga de los 80, hecho también apreciable en otras dos canciones: “Tomato in The Rain”, notable tema pop con órgano a lo ? & The Mysterians y un tratamiento vocal y melódico muy 60’s (Beatles, Searchers, Beach Boys, The Mojos…), y “Remember You’re A Girl”, una balada con claras resonancias de John Lennon.

“Good Days, Bad Days” es otro corte-remedo new wave. Intrascendente y bailable, tiene ecos de Blondie o Tom Tom Club, mientras que “Half The True” es una amalgama inocua de su faceta nuevaolera con el pop-punk.

“Always Happen Like That”, con aporte vocal femenino de Lily Allen, pop-rock-ska-cabaretero suena como una cópula entre los Wings del McCartney de mediados de los años 70 con los Madness de comienzos de los 80.

El disco también tiene conscientes guiños a Robert Palmer en “Addicted To Drugs”, pop-rock con ritmos dance-funk en el que tratan la rutina matrimonial a golpes de cowbell.

Ir a la biografía AlohaPopRock-AlohaCriticón de Kaiser Chiefs