• Por Antonio Méndez

keane perfect symmetry album review critica discosCrítica

Tercer disco de los británicos Keane.
Si los dos primeros eran escuchables trabajos de pop romántico, melancólico y melódico con base de piano, en este último parecen atrapados por el revival new wave que sacude su país en los últimos años. Tan deudor es este álbum de la época ochentera, que parece un álbum pop-rock más propio de 1985 que del año 2008.

La instrumentación ha variado sus esencias, y aquí se escuchan algunas guitarras y existe un empleo significativo de los sintetizadores.
Lamentablemente, el enfoque nuevaolero es con dirección demasiado radiofónica, con lo que su pop-rock suena en ocasiones muy impersonal, siendo sus principales luminarias la épica pop de U2, sin olvidar al David Bowie de “Let’s Dance” y similares.

El pop de sintetizadores “Spiralling” es uno de los cortes más animados del álbum.
Ecos de la new wave sofisticada de comienzos de los 80, tipo ABC (e incluso a Simple Minds), y posee un ritmo dance-funk.

El inicio de “Lovers Are Losing” recuerda al “Heroes” de David Bowie antes de desarrollarse con el pop-rock FM con influencia de U2.
El texto emplea el sueño y la inmersión fluvial (en el río Támesis) como evasión romántica.
Esta sumersión acuática retornará en siguientes líricas.

Si en la anterior pieza se intuía sutilmente el “Heroes” de Bowie, en la siguiente, “Better Than This”, es ya descaradamente el “Ashes to Ashes” de Bowie parte de la inspiración.
Hay arreglos de sintetizadores, cierto cuidado vocal, empleo de un banjo, aplausos, y un ritmo nuevaolero con trazos funk.

“You Haven’t Told Me Anything” es uno de los mejores cortes del disco gracias a su repetitivo y pegadizo riff de robot-pop a lo Kraftwerk (siempre con base new wave de pop de sintetizadores).

“Perfect Symmetry” es una de esas piezas sosegadas, rutinarias y melodramáticas, pop-rock a lo U2, que hoy en día se propagan como plagas.
Son tan similares y derivativas unas a otras, qué resultaría difícil distinguir qué grupo o solista las interpreta si no se advirtiese previamente su autoría.

El influjo de U2 se prorroga en “You Don’t See Me”, una balada bastante aburrida que también podrían interpretar los Queen ochenteros (o incluso Chris De Burgh).
La new wave retorna con “Again And Again”.
Melódica y rítmicamente calcada a las ofertas de numerosos grupos coetáneos que imitan el pop-rock de los 80.

En “Play Along” quieren esmerarse en la creación atmósfera, pero la canción es lo de siempre.
Tema lento que mezcla a U2 con Radiohead y un crescendo con clímax épico.

“Pretend You’re Aline” dinamiza el ritmo de nuevo con una sección rítmica pop-rock ochentera de base funk.
Vuelven a recordar a Queen en esta rutinaria pieza antropológica con reflejos animales en el amor.

“Black Burning Heart” principia con sintetizadores y efectos robóticos antes de otra inocua dosis de medio tiempo pop-rock ‘udosiano’.
El disco termina con “Love Is The End”.
Notas de un piano melancólico, caja de ritmos, cuerdas, fantasmagóricos arreglos vocales, tono nocturnal, ritmo que mezcla el vals con la canción de cuna, un aceptable sentido melódico, una historia de ruptura y búsquedas de nuevo amor en el océano.
No es de lo peor de este disco.

Ir a la biografía AlohaCriticón de Keane

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:52    Promedio:4.3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar