• Por AlohaCriticón

ANTES QUE EL DIABLO SEPA QUE HAS MUERTO (2007)

Dirección: Sidney Lumet.

Intérpretes: Philip Seymour Hoffman, Ethan Hawke, Albert Finney, Marisa Tomei.

Dos hermanos en una profunda crisis económica, Andy (Philip Seymour Hoffman) y Hank Hanson (Ethan Hawke), planean robar la joyería de sus propios padres (Albert Finney y Rosemary Harris) con la ayuda de un delincuente llamado Bobby (Brian F. O’Byrne).

El objetivo de los hermanos es hacerse con el dinero, que nadie sufra daños, y que sus padres cobren el seguro. Sin embargo las cosas no salen tan bien como habían proyectado.

Philip Seymour Hoffman y Ethan Hawke protagonizan este drama familiar dirigido por Sidney Lumet, ilustra director que ha legado al cine obras tan interesantes como “Doce hombres sin piedad”, “El prestamista”, “Veredicto final”, “Tarde de perros”, “Piel de serpiente” o “Serpico”.

En “Antes que el diablo sepa que has muerto” pone en escena un guión de la debutante Kelly Masterson, quien jugando con el tiempo al estilo de “Atraco Perfecto” de Stanley Kubrick, liga diferentes eventos y sentires centrados en un hecho delictivo malogrado.

La película contrasta de forma adecuada a sus personajes principales, y los continuos saltos temporales es un recurso óptimo para el público más impresionable para otorgar un aspecto complejo a unas situaciones realmente simples y unas motivaciones básicas.

El atraco es una mera excusa (un McGuffin) para abordar la crisis entre los distintos parientes, y el ahogamiento existencial en una sociedad competitiva cuya principal valía viene determinada por la posesión de dinero (muchas veces Ethan Hawke es considerado “perdedor” por no pagarle los caprichitos a la hija).

La carencia del mismo y la necesidad forzada no respeta ligazones familiares ni amistosas.

La idea no es mala. El plantel está compuestos de intérpretes de buen nivel, la perspectiva con variantes cronológicas puede fascinar a algunos, y a estas alturas a un maduro Lumet no le enseña ningún/a petardo/a a manejar la narración con estilo y equilibrio.

No faltan momentos violentos en la trama, ni tampoco acciones duras que remachan la podredumbre moral-emocional en la que progresivamente caen los personajes…

No obstante, el film es aparente. Se crean situaciones de tensión, de serias dificultades, pero no se profundiza demasiado ni en los personajes, ni en la hondura de sus sensibilidades más allá de la circunstancia medular, y del retozo temporal de gara a la galería de los días previos y posteriores al hecho.

Enlaces

Philip Seymour Hoffman

Ethan Hawke

Marisa Tomei

Michael Shannon

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:58    Promedio:3.9/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar