• Por Antonio Méndez

hermanos por pelotas step brothers cartel poster

Dirección: Adam McKay.
Intérpretes: Will Ferrell, John C. Reilly, Mary Steenburgen, Richard Jenkins.

Con guión de Will Ferrell (“Movida En El Roxbury”, “El Reportero: La Leyenda De Ron Burgundy”) y Adam McKay (“Pasado De Vueltas”, “El Reportero: La Leyenda De Ron Burgundy”).

Sinopsis

Brennan Huff (Will Ferrell) y Dale Doback (John C. Reilly) son dos desempleados que ronda la cuarentena y viven en el hogar familiar. Ambos tendrán que aprender a compartir casa cuando Nancy (Mary Steenburgen), la madre de Brennan, y el médico Robert Doback (Richard Jenkins), padre de Dale, decidan contraer matrimonio.

Crítica

Cuando Judd Apatow anda involucrado en un proyecto, el humor que uno se espera del mismo (al igual que gran parte de los productos de los Farrelly) es una mezcla entre la chocarrería, la parodia y el absurdo, elementos que no faltan en esta comedia doméstica que el susodicho produce con el protagonismo de John C. Reilly y Will Ferrell. Este último también ejerce, junto al director Adam McKay, labores de guionista.

En la película se vincula a dos personajes maduros que todavía viven en la casa familiar. Uno con su madre, el otro con su padre. Ambos, con sus diversas particularidades, tendrán que convivir tras la boda de sus respectivos progenitores. Al principio se llevan de muerte, más tarde se convierten en aliados.

El humor, grueso y políticamente incorrecto, se singulariza en la interacción de estos dos personajes cafres-simpáticos, inmersos en un contexto en el que no encajan, pero también del que se aprovechan sin dar palo al agua.

En sus hábitos y diálogos se satirizan costumbrismos de adolescente apático enganchado a la mitología popular creada por medios de ocio como la televisión, la música o el cine.

La trama, que expande sin mucha chicha una situación de conflicto familiar, no deja de ser una historia de amiguetes alienados con choque generacional , contrastes con otra parentela (como el insufrible hermano repeinado “triunfador”), y trazos de farsa sobre las convenciones sociales y el proceso de maduración, significando la represión y anulación que tal proceso ejerce sobre la esencia de imaginación y exploración que caracteriza la edad infantil.

Una lástima que el enfoque de tal esencia y sobre la importancia de no pervertir la propia personalidad se base en la banalidad.

Algunos gags se sirven del absurdo y la mayoría ahondan en la incorrección pedorra-sexual con lenguaje chabacano y actitudes memas, recursos cómicos demasiado fáciles –en especial con objetivos de público post-adolescente- para que su mensaje transcienda más allá de su concatenado de chistes.

No obstante, algunos de ellos tienen su gracia, en especial cuando crean momentos de absurdo que se benefician de las caracterizaciones bufonescas de sus dos principales protagonistas.

Fichas en AlohaCriticón

Will Ferrell
John C. Reilly
Seth Rogen
Mary Steenburgen
Kathryn Hahn

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:20    Promedio:3.5/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar