• Por AlohaCriticón

NO MIRES PARA ABAJO (2008)

Dirección: Eliseo Subiela.

Intérpretes: Antonella Costa, Leandro Stivelman, Hugo Arana, Mónica Galán.

Un joven llamado Eloy (Leandro Stivelman) descubre que es sonámbulo tras la muerte de su padre.

Una noche, mientras se pasea dormido, cae en la cama de Elvira (Antonella Costa), con quien descubre nuevas experiencias sexuales y amorosas.

Película dirigida y escrita por el argentino Eliseo Subiela. Más que una historia de ficción es una especie de manual soso sobre sexo tántrico que juega la baza de tomar como perspectiva las reflexiones confesionales en off de un personaje de cierta singularidad forzada: le gusta pasearse con enormes zancos, es sonámbulo, su familia tiene una funeraria (con lo que no faltan imaginerías de cementerio).

La vida de este personaje, interpretado con personalidad por Leandro Stivelman, cambia través de una relación iniciática, amorosa y sexual de mentor-alumno con edad dispar (aunque tal diferencia casi no se advierte) que parte de un encuentro accidental creado con cierto ingenio.

El desarrollo de la relación se muestra en tono de comedia romántica despelotada y agridulce con trazos líricos-existenciales un tanto pesados y sin nada real de interés que contar, en donde tanto se exhiben escenas sexuales poco excitantes que generan en su protagonismo masculino diferentes fantasías viajeras, como una relación paterno-filial con trazos fantásticos.

La presunta magia del sexo y amor compartido entre la pareja protagonista es mero deporte pélvico con enfoque pseudocómico-místico, y más que estudio psicológico profundo de personaje es una serie de viñetas y reflexiones deslavazadas adornadas con rasgos poéticos.

Lo más destacado es el homenaje al gran Buster Keaton con numerosos posters adornando la habitación de Eloy/Stivelman.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:8    Promedio:3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación