• Por Antonio Méndez

“Hopes And Fears” (2004), el LP debut de Keane producido por Andy Green, satisfará a los degustadores del pop de Coldplay, Travis o Radiohead, en base a sus formulistas composiciones con estribillos pegadizos, melodías muy estimables en una apreciable escritura artesanal, de tono lastimero, romántico, con semblante estiloso, épico, elegante.

Sin guitarras y con el piano y la voz como principal enfoque instrumental, el disco contiene un buen manojo de sobresalientes piezas pop, bien interpretadas e intensas, y otras menos interesantes, iterativas y funcionales.

Dentro del primer lote se encuentran “Somewhere Only We Know”, exitoso single en donde se manifiesta a la perfección la significación en el sonido de este terceto con la conjunción característica del piano de Rice-Oxley, los arreglos de apariencia épica y la voz de Chaplin, quien anhela en el tema un espacio para revivir, una escapa de amantes. Buen tema melódico y romántico con muro de apoyo rítmico, intensidad in crescendo y gradación poética, melancólica.

También escuchables, con las mismas singularidades, son la estupenda “Bend And Break”, una de las canciónes más logradas de este “Hopes And Fears”, que prosigue con el mismo tono sentimental, mayor ritmo, misma densidad, estribillo de fácil recuerdo, fenomenal melodía; “This Is The Last Time”, acrecentada en su agradable disposición radiofónica por la interpretación de Chaplin; o “Everybody’s Changing”, uno de los mejores cortes del álbum, con un fenomenal desarrollo melódico, intenso estribillo y algunos efectillos electrónicos que se los podían haber ahorrado.

Junto a estas piezas, lo mejor del disco, tenemos las ineludibles baladas, y más en un grupo conceptuado como éste, como “We Might As Well Be Strangers”, “Bedshaped”, bastante lánguida, o “She Has No Time”, con elementos electrónicos, ambiente a lo Radiohead e incluso reminiscencias de A-Ha, pareciendo Chaplin en el estribillo el noruego Morten Harkett.

Después tenemos las piezas de artesanía pop, sin personalidad pero bien construídas melódicamente, como “Your Eyes Open”, dance-pop con exquisito trato melódico y animado ritmo que parece mezclar a U2 con Travis y Duran Duran; “Sunshine”, cálido y elegante corte sunshine pop a lo Boettcher arropado por la electrónica; o “Can’t Stop Now”, de genérica escritura, y mediocridades vendidas como piezas atmosféricas, como “Untitled 1”.

Ir a la biografía AlohaPopRock-AlohaCriticón de Keane

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:72    Promedio:4.4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar