• Por AlohaCriticón


Dirección: Tim Blake Nelson.
Intérpretes: David Arquette, Natasha Lyonne, Steve Buscemi, Daniel Benzali.


Época del holocausto nazi. El Sonderkommando es un comando especial de judíos que se dedican en el campo de concentración de Auschwitz a mantener los hornos crematorios en buen estado y a llevar a sus compañeros a morir en la cámara de gas.

El sentido de culpa llevará a sus miembros a una rebelión armada contra sus guardianes, en el mismo momento que hallan a una joven de catorce años que ha sobrevivido a los letales métodos nazis.

El integrante del trío protagonista de la película de los hermanos Coen “Oh Brother!”, Tim Blake Nelson, y el inolvidable “señor blanco” de “Reservoir Dogs”, Harvey Keitel se unieron para realizar esta dura, explícita y dramática película que se adentraba en uno de los hechos más vergonzosos de la historia como es el exterminio de judíos durante la Segunda Guerra Mundial en Auschwitz (un tema que a ellos les toca de lleno, pues ambos son judíos).

Este film narra la tragedia de los judíos desde un punto de vista inédito hasta ahora en el cine, el de los comandos que se encargaban de engañar a sus compañeros judíos para poder sobrevivir unos meses más, metiéndolos en las cámaras de gas donde eran brutalmente asesinados.

La película está rodada con estilo casi de documental, de forma muy realista y explícita, lo que incluye algunas escenas bastantes desagradables, que reflejan con absoluta clarida todo lo que acontecía en los campos (como el paseo que muestra las distintas habitaciones, cámaras y crematorios, así como las repulsivas tareas que debían hacer los judíos).

Los protagonistas de la película echan el resto; todos ellos están excelentes y muy ajustados a sus respectivos papeles, dando lo mejor de cada uno en cada una de las escenas, mereciendo una mención especial tres nombres propios: la siempre excelente Mira Sorvino, el desconocido Daniel Chandler y el versátil David Arquette, que deja a un lado la comedia para realizar otra sobresaliente interpretación dramática, como ya hizo con la inédita en cines “Dream with the fishes”. Hay que decir que estos dos últimos protagonizan la sobrecogedora escena final del film.

Finalmente, cabe destacar la sabia utilización de los silencios del director en determinadas escenas,en las que se demuestra que una imagen vale más que mil palabras.

“La Zona Gris” es, por tanto, una película valiente, de esas que te dejan malestar al salir del cine, pues no contiene la más mínima dosis de optimismo, como “La vida es bella” u otras películas de similar temática, sino que refleja sólo la cruda realidad que sufrieron miles y miles de personas por el hecho de ser judíos.

Lorenzo Ayuso Fernández

Fichas en AlohaCriticón

Steve Buscemi
Harvey Keitel
Michael Stuhlbarg

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:21    Promedio:4.2/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar