• Por AlohaCriticón

PRINCESA POR SORPRESA (2001)

Dirección: Garry Marshall.

Intérpretes: Anne Hathaway, Julie Andrews, Hector Elizondo, Caroline Goodall.

Mia Thermopolis (Anne Hathaway) es una adolescente estadounidense residente en la ciudad de San Francisco que verá como su vida cambia por completo al recibir la noticia de que se trata de una princesa ya que es la heredera del Principado de Genovia.

Excelente producción llevada de la mano del magnifico e idealista Garry Marshall, director de cine que ha demostrado tener un tacto loable y un gran gusto por las tramas oníricas que le hacen referencia a los cuentos de hadas, pues con su rutilante experiencia logra seducir y encantar al espectador; tal es el caso del filme “Princesa por sorpresa”, un excelente ejemplo de cómo debe ser un producto de Disney, los cuales habían decaído en sus películas de “Acción real” (que no son de animación), desde la magnifica producción “Tú a Londres y yo a California”, protagonizada por Lindsay Lohan; Disney había perdido ese encanto mágico en sus filmes, derrochando grandes cantidades de dinero en producciones de explotación a los infantes y no por el gusto al arte.

“Princesa por sorpresa” es un filme simplemente exquisito, en el cual nos habla de una joven (Mia Thermopolis) que es infeliz por sus carencias físicas y sociales, las cuales la impulsan a sentirse mal consigo misma y carecer de un alto autoestima, recurriendo al sentimiento de ser invisible, es en ese instante en el cual su vida da un vuelco inesperado al enterarse de que es princesa de Genovia y próxima heredera al trono.

Lo crean o no, el filme es sencillo, pero grandiosamente cómico, lleno de mensajes bien planteados, representados en la pantalla por la debutante Ana Hathaway, la cual se desenvuelve de forma correcta, mostrando tener talento para participar en próximos filmes de comedia, secundada por una Julie Andrews despampánate, que le otorga el porte y la elegancia necesaria a la reina Clarisse Renaldi, la cual es abuela de Mia, es bastante notoria la química que hay entre ambas actrices en sus papeles de abuela y nieta, haciendo pasar un buen rato al espectador, englobando diálogos de gran congruencia, que expresan el sentir de una joven inadaptada al mundo que le tocó vivir y la responsabilidades que le tocan asumir, con un concepto un poco trillado de cómo educar a una persona a tener clase, porte y elegancia, ajustarse a un ambiente que no le pertenece, a una vida que no conoce y superar su sentimiento de angustia e inferioridad, pero he aquí cuando el espíritu de olvidado de Disney resurge, cuando aporta mensajes concretos que expresan lo necesario para que una obra de esta índole triunfe, como lo es la búsqueda de nuestra propia esencia, el enfrentarnos a aquellos que abusan de nosotros, a dar la cara cuando sea requerido y callar cuando sea necesario, a sentirnos especiales con nosotros mismos, aprender cosas diferentes cada día, hallar una razón por la cual levantarnos de la cama todas la mañanas, pero sin duda alguna lo más importante es como lo expresa, podríamos hablar de un file de análisis que expresan todos los puntos ya antes mencionados, pero seguramente sería poco entretenido, poco fugaz, tedioso y hasta cierto punto aburrido, pues constaría de un análisis constante del guión, pero en el caso de este filme retoma todos esos mensajes y los proyecta de una forma cómica y fácil de digerir, que no cae en lo descerebrado, como lo es en otras obras actuales de Disney (las cuales no quiero mencionar), que rompe con el esquema de explotación a los menores y crea una nueva esperanza al las producciones de “Acción real” de Disney.

Lo que no debemos pasar por cimero, es el magnifico montaje, el vestuario (los cuales son un homenajes a otros vestidos de princesas de la vida real), el escenario, la actuación sobria, pero muy adecuada de Hector Elizondo y la forma tan sublime de captar la vida de una adolescente en su transcurso y desarrollo de su ser, claro debemos recordar que este filme está basado en una obra literaria titulada “El diario de la princesa”, pero sin duda alguna es una película netamente familiar y obra exquisita de arte que pertenece a la sui géneris, pues marca una nueva esperanza para Disney, sólo esperemos que el público sepa apreciar lo que tienen en frente de sus ojos.

Lucio Ávila

Enlaces

Garry Marshall

Anne Hathaway

Julie Andrews

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:21    Promedio:4.2/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar