• Por AlohaCriticón

HATARI (1962)

Director: Howard Hawks.

Intérpretes: John Wayne, Elsa Martinelli, Red Buttons, Hardy Kruger.

Con guión de Harry Kurnitz (“Testigo De Cargo”, “El Nuevo Caso Del Inspector Clouseau”) y Leigh Brackett (“El Sueño Eterno”, “Río Bravo”).

Sean Mercer (John Wayne) es el jefe de un grupo de cazadores asentados en Tanganika que capturan animales para posteriormente venderlos a los zoológicos. Sus hombres, Pockets (Red Buttons), Kurt Mueller (Hardy Krueger), Little Wolf (Bruce Cabot) y Chips Chalmoy (Gérard Blain), se verán alterados con la aparición de una bella mujer, la fotógrafa Anna María “Dallas” D’Allessandro (Elsa Martinelli).

Divertimento hawksiano (a pesar de su extremada longitud) que, al igual que otras de sus películas, aborda el sentido del deber profesional y el sentimiento de la amistad y la camaradería dentro de un círculo masculino (aunque tangencialmente exista presencia femenina que agite y promueva esa referida relación). Esta característica se halla principalmente en los westerns y en sus películas de acción y aventura, todo lo contrario que en sus magníficas comedias con base en una delirante confrontación entre sexos opuestos y la presencia de personajes femeninos de mayor fortaleza psicológica que sus “víctimas” masculinas.

Además en “Hatari” se acerca a una de sus grandes pasiones, la caza (posteriormente se ocuparía de la pesca en “Su Juego Favorito”), presentándonos un film repleto de viñetas que fusionan humor y aventura, casi todas afortunadas, sobre las vivencias de un grupo de cazadores en tierras africanas.Las peripecias cinegéticas, los amoríos varios o los encuentros y desencuentros emocionales crean un film muy entretenido con personajes bien definidos y narración, en los hermosos escenarios naturales de Tanganika, que muestra la eficacia, vigor, desenvoltura y ritmo del fenomenal director. Las extraordinarias escenas de cacería están filmadas próximas al tono documental, consiguiendo una intensa sensación de realismo.

El guión, lleno de frescos e inteligentes diálogos, está escrito por Leigh Brackett, habitual colaborador de Howard Hawks, quien también participaba casi siempre en la escritura de los mismos a pesar de no estar acreditado. La música, con partes muy festivas, es obra de otro imprescindible del cine, Henry Mancini.

Enlaces

Howard Hawks

John Wayne


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:32    Promedio:4.3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies