• Por Antonio Méndez

black mountain in the future album cover portadaSegundo disco de los Black Mountain, grupo acid-rock de Canadá compuesto por el cantante y guitarrista Stephen McBean, la cantante Amber Webber, el bajista Matthew Camirand, el batería Joshua Wells y el teclista Jeremy Schmidt.

Sus sonidos neopsicodélicos recogen herencias de bandas hard-rock, psicodélicas, blues-rock y prog-rock de finales de los 60 y comienzos de los 70, tipo King Crimson, Uriah Heep, Atomic Rooster, Free, Deep Purple, Budgie, Blue Cheer, Spooky Tooth, Led Zeppelin o los primeros Black Sabbath.

Ofertan tanto aguerridas composiciones hard-rock psicodélicas y blues-rock con rocosos riffs de fuzz guitar en combinación con una corpulenta sección rítmica, voces espectrales y atmosféricos teclados (uno de sus máximos ejemplos es la fenomenal “Stormy High”), como tempos lentos acústicos de sabor acid-folk-rock con combinación vocal (“Stay Free”).

Al margen de las citadas, el disco incluye otras piezas de mérito como “Angel”, medio tiempo blues-rock a lo Free con intro de potente batería, falsete en armonías, mellotron a lo Beatles y “bombásticos” arreglos de cuerda, o “Tyrants”, acertada épica prog-rock a lo Uriah Heep o King Crimson con diversos paisajes sonoros que tanto evocan estampas pastoriles con elegantes guitarras acústicas y una flauta, como se ejecuta rítmica una marcha, o se arrebatan las cuerdas eléctricas con fondo de sintetizadores psicoprogresivos y guitarras que, al margen de las referencias citadas, mezclan a Black Sabbath con Yes y Thin Lizzy.

“Wucan” es un hipnótico corte psicodélico space-rock con su permanente riff oriental de teclado, mixtura fenomenal de voces masculinas y femeninas, y pulso funk en la sección rítmica.

El tempo lento y el texto oscuro de “Queens Will Play” evocan atmósferas cetrinos y nocturnos de intriga con un asiento prog-rock y un logrado trabajo en teclados.

“Evil Ways”, abierto con una dinámica percusión tribal, es un hard-psico-blues con ecos de Deep Purple y Cream, la expresión vocal, el tempo, el piano y la acústica de la balada “Wild Wind” calca al David Bowie más glam, y “Bright Lights” es una larguísima pieza con interesante miscelánea de sonidos.

El álbum se cierra con la lánguida “Night Walks”, tema lento con voz principal de Amber Webber.

Ir a la biografía AlohaPopRock-AlohaCriticón de Black Mountain


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:17    Promedio:4.5/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies