• Por Antonio Méndez

mister arkadinDirección: Orson Welles.
Intérpretes: Orson Welles, Robert Arden, Paola Mori, Akim Tamiroff.

Con guión de Orson Welles (“Sed De Mal”).

Sinopsis

En el puerto de Nápoles, un pequeño contrabandista, Guy Van Stratten (Robert Arden), auxilia junto a su novia Mily (Patricia Medina) a un hombre moribundo, Bracco (Grégoire Aslan), que es perseguido por la policía.
Antes de morir, Bracco le revela dos nombres a Mily: Arkadin y Sophie. ¿Quiénes son?
Poco después, Guy descubre que Arkadin (Orson Welles) es un conocido magnate que tiene a una hija, Raina (Paola Mori), a la que intentará conquistar.

Crítica


mr-arkadin-orson-welles-critica-reviewInfravalorada película de Orson Welles que cruza claves de su “Ciudadano Kane” y de “El Tercer Hombre” (dirigida por Oliver Reed, pero casi suya).

El film, conocido también como “Información Confidencial”, crea una situación de misterio con un hombre al borde de la muerte. Unos nombres, un escenario nocturno. Tensión. Urgencia.
Más tarde, la historia nos lleva a España… mascarada con Goya, castillo, Semana Santa… con Welles explotando con habilidad escenarios, objetos, rostros, para enturbiar una historia compleja de fondo sencillo. El hombre poderoso en apariencia no es más que un inseguro padre ante un posible secreto revelado.

Orson, con uso de flashbacks, narra con su exuberancia visual de influencia expresionista llena de contrapicados, juego de luces y sombras, planos inclinados… un relato repleto de caracteres singulares confrontados, diálogos con fondo, y un ágil ritmo que se mueve con dinamismo por distintas localizaciones para configurar un enrevesado e intenso thriller psicológico con trazos noir.

Fichas en AlohaCriticón

Orson Welles
Patricia Medina




mr-arkadin-foto-criticaGregory Arkadin (Orson Welles) es un millonario que padece amnesia y requiere una investigación sobre su propio pasado. Con él vive su hija Raina (Paola Mori), quien se enamorará de un aventurero llamado Guy Van Stratten (Robert Arden).

Tras su forzada salida de los Estados Unidos, Orson Welles, recaló su humanidad en la vieja Europa, y muy especialmente en la, a sus ojos, particular España. Aquí es donde realizaría su primera película en el exilio, “Mr. Arkadin”, y aquí es donde terminó afincándose la mayor parte de su tiempo.

El filme, se desenvuelve dentro del aire policiaco con el que ya había experimentado en trabajos anteriores. No obstante, vuelve a posar su ácida critica en los plutócratas, y sus corrompidas carreras hacia el poder. Como le ocurriera al viejo Kane, la añoranza de una felicidad nunca encontrada, marcará la descabellada huida hacia el absurdo. En el caso de Arkadin, esa infelicidad se concreta, en el amor imposible de su única hija, a la que no podrá evitar dejar sumida en un mundo de soledad y frustración.

Ésta, quizás sea la película más floja de su corta filmografía. Rodada en un país pobre, como la España de los cincuenta, donde el presupuesto, por muchos milagros que hiciera el productor, nunca llegaría al de cualquier película de serie B en Hollywood.

El oficio de Welles, tratará continuamente de suplir sus acostumbrados platós cargados de barroquismo, con escenarios típicos del país –soportales, castillos, procesiones,…– , o con la profusa utilización de las ópticas, con las que buscará enfáticos encuadres. Aun así, se alternan visiblemente, los excelentes planos del Welles de siempre, con una perfecta utilización de la luz, creando sus personales atmósferas expresionistas, con otros en la que la fotografía resulta de lo más simple.
Tampoco la narración resulta brillante, aunque la trama pudiera haber sido de interés. Lejos de la Hayworth, de Cotten, etc., el hilo conductor se vuelve confuso y poco entretenido.

Así pues, la primera película fuera de Hollywood, tampoco iba a mejorar sus últimas producciones americanas, definitivamente marginado ya del gran circuito.

Angel Lapresta

Fichas en AlohaCriticón

Orson Welles
Patricia Medina