• Por AlohaCriticón

SONRISAS DE UNA NOCHE DE VERANO (1955)

Director: Ingmar Bergman

Intérpretes: Gunnar Bjornstrand, Ulla Jacobsson, Eva Dhalbeck, Harriet Andersson.

Fredrick Egerman (Gunnar Bjornstrand) es un adinerado abogado casado con la joven y virginal Anne (Ulla Jacobsson), quien sospecha que su marido le es infiel con la atractiva cantante y actriz Desiree Armfeldt (Eva Dhalbeck). Por otro lado se encuentran el conde Malcolm (Jar Kulle), también amante de la actriz, y su esposa Charlotte (Margit Carlquist). Las dos parejas se encontrarán con Desiree en un encuentro que la dama organizará durante un fin de semana.

Una de las pocas comedias de Ingmar Bergman, que analiza, como es usual en su cine pero desde una perspectiva humorística, los conflictos familiares y de pareja en los que confluye el amor, el deseo, la infidelidad, la pasión, los celos… todo ello establecido con una mírada delicada, lúcida y disipada a una pequeña localidad sueca de comienzos del siglo XX.

Esta enredada, elegante y exquisita comedia coral de intercambios y farsas sentimentales, que toma ideas de “Sueños de una noche de verano” de William Shakespeare, se favorece de una estupenda puesta en escena, un magnífico montaje, unas excelentes interpretaciones, meritorio guión y trato a los personajes… En definitiva, una gran película.

Enlaces

Bibi Andersson

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:5    Promedio:4.2/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar