• Por AlohaCriticón

LA FURIA DE LOS VIKINGOS (1961)

Dirección: Mario Bava.

Intérpretes: Cameron Mitchell, Alice Kessler, Ellen Kessler, George Ardisson.

Una aldea vikinga es arrasada por las tropas del barón Ruddford (Andrea Checchi). Éric (Giorgio Ardisson), el hijo menor del rey de los vikingos, quedará a recaudo de la reina Alicia (François Christophe), que lo criará como si fuese su propio hijo; Arren (Cameron Mitchell), el mayor, conseguirá escapar, jurando venganza.

El principal problema que tuvo Mario Bava durante toda su carrera fue que, además de contar casi siempre con unos presupuestos realmente ajustados, frecuentemente tuvo que afrontar guiones bastante mediocres cosa que le impidió en muchas ocasiones mostrar su gran talento y brillar al mismo nivel que en “La Mascara del Demonio”; desde luego no es este el caso de “La Furia de los Vikingos”, una sensacional película de aventuras, donde si bien es cierto que el guión vuelve a presentar ciertas lagunas arguméntales, estas no son lo suficientemente importantes como para hacer tambalear el magnifico resultado final.

Lo único que resta valor a la cinta es la similitud de ciertos pasajes arguméntales con la esplendida “Los Vikingos” de Richard Fleischer, hasta el punto que en muchos momentos parece que estemos contemplando un remake de esta. Con todo, Bava consigue dejar su sello personal en multitud de escenas, como por ejemplo el juicio de la vestal y su amante, la tortura de las arañas, o la espectacular y violenta batalla final (para la cual utilizó una serie de lentes trucadas para conseguir que los veinte actores de los que disponía pareciesen doscientos).

El resultado final es un trepidante film, que vuelve a poner de manifiesto la revolucionaria capacidad del director italiano para crear escenas de gran impacto visual.

Dr. Zarkov

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:9    Promedio:3.7/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar