• Por AlohaCriticón

los angeles de charlie al limiteDirección: McG.
Intérpretes: Cameron Díaz, Drew Barrymore, Lucy Liu, Bernie Mac.

Con guión de John August (“Los Ángeles De Charlie”), Cormac Wibberley (“Blue Motel”) y Marianne Wibberley (“Soy Espía”).

Sinopsis

El trío de ángeles Natalie (Cameron Diaz), Dylan (Drew Barrymore) y Alex (Lucy Liu) son requeridas para una nueva misión: hallar dos anillos de plata que tienen encriptadas la información sobre las identidades de los acogidos al programa de protección de testigos.

Crítica




angeles-charlie-limite-review-fotosComedia de acción con las mismas particularidades del título original, pero enfatizando todavía más sus aspectos de videojuego y cómic de superheroinas.

La realización videoclipera a lo MTV, la influencia del dibujo animado (cartoon), la inmersión pop en una trama majadera, la utilización de un tono alborozado y la búsqueda de un ejercicio escapista sin mayor objetivo que fusionar la exaltación estrógena y secuencias hiperactivas al margen de la cordura y la realidad, con una perspectiva mayoritariamente paródica y la diversión como principal aspiración.



Estridencia, enérgico ritmo y cuerpos deseables, acentuados por un muestrario heterogéneo de exageradas vestimentas y afeites en un film de fogosidad femenina, siendo acompañado el sexy tridente protagonista por una escultural Demi Moore, siempre encarnando a “mujeres profundas y reflexivas de esencia bergmaniana”.

Fichas en AlohaCriticón

Cameron Diaz
Drew Barrymore
Lucy Liu
Matt Leblanc
Luke Wilson
Demi Moore
John Cleese
Shia LaBeouf




angeles-charlie-limita-al-criticaPues mira tu por donde… si tienen ustedes algún pariente o amiguete que les caiga “gordo”, a menos que tal sujeto tenga 10 años mentales (que también los hay), recomiéndele para ver esta ¿película?, ya verán como sale de la sala totalmente asqueado. Y es que con “Los ángeles de Charlie”, uno no puede reaccionar de otro modo, pues es la viva demostración de lo peor y más absurdo del género de acción. Ya la primera parte de esta saga era bastante mala, pero su marcado tono autoparódico la hacía mínimamente visible, algo que en esta secuela es imposible.

La trama en esta ocasión es lo de menos pues se olvida incluso durante la misma proyección. Los tres ángeles (Cameron Diaz, Drew Barrymore y Lucy Liu) deben recuperar unos anillos robados que contienen información sobre el programa de protección de testigos,con lo que podría ser perjudicada mucha gente que guarda el anonimato por miedo a represalias de acusados.

Al director, el que se hace llamar McG, le importa un rábano la trama, así como a la mayoría de los espectadores que ven la película, y se dedica a producir el más difícil todavía, la acrobacia de circo, de modo que podemos observar todo un catálogo de piruetas inverosímiles, que dejan las peleas de “Matrix” en gimnasia para jubilados (y eso que “Matrix” se desarrolla en un mundo irreal, no como aquí). Así pues, vemos a los ángeles haciendo el Tarzán por todo Los Ángeles, colgadas de unos cables que estaban en el letrero de un teatro, diez manzanas atrás, persiguiendo a la mala de la peli, que planea con unos alerones salidos de su traje, o cuando se meten en un avión mientras caen tras saltar desde lo alto de una presa (no, aunque no lo crean, no estoy fumado, eso se ve de verdad), entre muchas otras lindezas de este calibre.


A mí que luego no me vengan diciendo que esto da igual, que son films que se hacen buscando el simple entretenimiento. Pues no, oigan, yo me entretengo y divierto mucho más con las películas mudas de Chaplin, que además no me dejan cara de idiota después de verlas. Esta segunda parte de las chicas guerreras es mala, muy mala, mala de narices, insoportable vamos. Los diálogos parecen escritos por preescolares, las actuaciones son inexistentes, y Cameron Diaz sale meneando el trasero ante la cámara una vez más (lo que muestra la capacidad intelectual que creen sus responsables que tiene el público), por no hablar de la insinuación de relación amorosa entre el personaje de Barrymore y el del Hombre Delgado (Crispin Glover), totalmente ridícula e innecesaria. Una de las curiosidades estriba en ver a Demi Moore, después de algunos años de inactividad, haciendo de mala de la película, y que demuestra por qué estaba mejor en su casa que volviendo al cine. Dicen que luce muy bien a sus 40 años, pues la verdad, si mi madre se hubiera hecho tantas liposucciones y se hubiera metido las cantidades industriales de colágeno y silicona, también estaría igual, y si no me creen vean las primeras películas de la Moore, antes de recauchutarse.


Para concluir digo que tan sólo merece la pena alguna bromita del nuevo Bosley (Bernie Mac, tras la renuncia de Bill Murray), y las ambiguas conversaciones entre el personaje de Lucy Liu y su padre (John Cleese), pero ni aún así se salva la función. No merece ni verse aunque se ponga en televisión. A todo esto, ¿cuándo se eliminarán las tomas falsas en los créditos finales, que maldita la gracia que tienen en la mayoría de casos?

David García

Fichas en AlohaCriticón

Cameron Diaz
Drew Barrymore
Lucy Liu
Matt Leblanc
Luke Wilson
Demi Moore
John Cleese
Shia LaBeouf

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:53    Promedio:3.2/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar