• Por Antonio Méndez

elephant movie poster cartel pelicula
Dirección: Gus Van Sant.
Intérpretes: Eric Duelen, Alex Frost, Elias McConnell, John Robinson.

Con guión de Gus Van Sant (“Mi Idaho Privado”, “Gerry”).

Sinopsis

Dos jóvenes de un instituto estadounidense (Alex Frost y Eric Deulen) preparan una matanza en su centro escolar mientras uno de sus compañeros (John Robinson) llega al lugar en el coche de su padre borracho.

Crítica

Gus van Sant escribió y dirigió esta historia coral ambientada en un instituto. Sus acciones, derivadas de sucesos previos reales ocurridos en parecidos contextos, significan la violencia entre una juventud que convierte un juego en tragedia sin sentido moral, la falta de seguridad en los edificios públicos y la facilidad de la venta de armas en algunos lugares de los Estados Unidos.

El film se beneficia de una atractiva disposición visual con rasgos líricos. Está narrado con una estructura no lineal que hace converger a varios personajes en mismas acciones pero con distintas perspectivas.

elephant movie review critica pelicula fotos pictures alex frostEs interesante, en contraste con su tramo final, la captura de cotidianeidad con retazos de conversaciones banales sobre tópicos adolescentes o el intrigante uso de silencios en largos paseos por pasillos tranquilos con personajes tomando fotografías o luciendo camiseta con el toro de Osborne.

El principal problema de esta película es que expone las cosas con estilo pero no explica demasiado, con lo que cae en la superficialidad poética desperdiciando aspectos sociológicos y psicológicos sobre condición, motivación y conducta psicopática. A pesar de todo merece la pena su visionado.

Fichas en AlohaCriticón

Gus Van Sant


Es un bonito día de otoño. Eli (Elias McConnell), camino de clase, convence a una pareja de roqueros para hacerles unas fotos. Nate (Nathan Tyson) termina su entrenamiento de fútbol y queda con su novia Carrie (Carrie Finklea) para comer. John (John Robinson) deja las llaves del coche de su padre en la conserjería del instituto para que las recoja su hermano. En la cafetería, Brittany (Brittany Mountain), Jordan (Jordan Taylor) y Nicole (Nicole George) cotillean y critican a sus madres. Michelle (Kristen Hicks) va corriendo a la biblioteca mientras que Eli saca fotos a John en el vestíbulo. John sale del instituto y se dirige a los jardines junto a Alex (Alex Frost) y Eric (Eric Deulen). Parece un día cualquiera, pero no lo es.

En un principio, el elefante de tan curioso título parece hacer referencia a que el tamaño de dicho animal puede ocultarnos la verdad. Pero esa no es exactamente la idea, sino que significa que la violencia es un hecho tan fácil de ignorar como un elefante en el salón.

Gus Van Sant ha optado por el riesgo. Su película carece de ritmo, guión completo, orden, progresión y todo lo que la mayoría de filmes suelen tener. No es necesario: su visión de los asesinatos verídicos que dos estudiantes llevaron a cabo en su propio instituto, Columbine, va más allá de las fórmulas que conocemos. Van Sant no ha intentado manifestar su opinión ni mucho menos manipular al espectador, sino que de forma imparcial se ha limitado a mostrar los hechos para suscitar la difícil pregunta: “¿por qué lo hicieron?”.

Durante la mayor parte del filme asistimos a la monótona, frívola e incluso aburrida vida cotidiana de los estudiantes, que pasean sin rumbo por los vacíos e interminables pasillos del instituto, que hablan de banalidades y que no parecen aspirar a nada en la vida. No es casualidad que los actores, no profesionales, sean en realidad estudiantes que hacen de ellos mismos para demostrarnos cómo son los adolescentes de hoy. La cámara los sigue en planos largos, lentos y hasta poéticos.

El final, no por conocido menos sorprendente, impacta por el sinsentido de su aparición. No hay emociones, no hay casi palabras, no hay explicación. Es sólo la realidad. Ése es el objetivo de Van Sant, nada pretencioso y por esa misma razón poco evidente. Su propuesta, erróneamente comparada con el documental “Bowling for Columbine” de Michael Moore, puede dejar indiferente a más de uno, cuando en realidad su enfoque del tema tiene como resultado una denuncia mucho más cruda y eficaz. No obviemos al elefante.

Éowyn


Real muy real, cercano a nosotros, solo nos separa un océano y una cultura muy diferente en la que las armas se consiguen tan fácilmente como pulsar un botón en una página de Internet.

Fotografías bajo los árboles, cotilleos en el comedor, bulimia en los baños, debates de homosexualidad con un grupo de jóvenes, problemas de vestuario… un día normal en un instituto americano, un instituto de Columbine, un día ya no tan normal.

La película está basada en unos terribles acontecimientos reales en los cuales dos chicos armados entraron en su instituto causando terror entre sus víctimas y asesinándolas sin miramientos con disparos a bocajarro.

Lo principal en esta película es el impacto final, y conseguir tal estupefacción en un film en donde ya sabes lo que ocurrirá puesto que está basado en la realidad se debe hacer transmitiendo rutina y naturalidad a la cinta de principio a fin; y Gus Van Sant lo consigue con creces, parece un día de estudiantes tan común y real que a veces el film cansa y cesa tu interés hasta que el final te abofetea y te hace abrir bien los ojos y comprender que esos chicos normales no están, muriendo a manos de dos compañeros suyos, marginados, solitarios y extraños.

No hay subterfugios, no hay nada que impida que la trama avance, no hay trampas, no hay sorpresas, todo perfectamente encuadrado hasta la explosión de primer impacto que te otorga el logrado último cápitulo.

Sencilla y complicada, una película de matices difícil de ver que ha ganado la Palma de Oro en el festival de Cannes de 2003, y también el premio al mejor director. Premios discutidos, que desde mi humilde opinión creo que muy merecidos.

La película más real que he visto, que relata con gran atino como hubo un cambio radical en la vida de ese pequeño normal instituto.

Lo mejor: la película en si, el impactante final.

Lo peor: algunos pasajes un tanto lentos, como por ejemplo los paseos de los protagonistas (aunque ahí radique su verosimilitud y su naturalidad.)

Miguel Calvo Marqués

Fichas en AlohaCriticón

Gus Van Sant

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:135    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar