• Por Antonio Méndez


Dirección: Ronnie Yu
Intérpretes : Robert Englund, Ken Kirzinger, Monica Keena, Jason Ritter.

Con guión de Damian Shannon y Mark Swift.

Sinopsis

Freddy Krueger (Robert Englund) se encuentra de capa caída después de cumplirse diez años desde su primera y terrorífica aparición. Sus potenciales víctimas ya no sienten temor ante su presencia a causa de unas drogas que les impiden caer en su pesadilla. Este hecho trae de cabeza a Freddy, quien resucita a Jason Voorhees (Ken Kirzinger) para que éste comience a causar pavor entre los habitantes de Elm Street. La relación entre los dos terminará en enfrentamiento cuando el asesino de Viernes 13 no permita ser manejado por Freddy y éste vea como su reinado de terror está amenazado por las peripecias sanguinolentas de Jason.

Crítica

Esto de mixturar diferentes asesinos en serie, monstruos y demás “entrañables” desequilibrados personajes de la historia del cine (y de la literatura) ya viene de lejos. Muchos años ha que los estudios Universal ya habían combinado a Boris Karloff, Lon Chaney Jr., John Carradine o Bela Lugosi (valga como ejemplo “La Zíngara y Los Monstruos”) y personajes como Frankenstein, el Hombre Lobo o el Conde Drácula, por no hablar de los japoneses y Godzilla o los baratos mejunjes posteriores de mitos del terror realizados por Paul Naschy/Jacinto Molina o Jess Franco.

El enfoque para este tipo de asociaciones, ya que generalmente el fundamento que sirve para “arrejuntar” a los susodichos, suele ser jocoso y artificial de por sí, siempre tiene que venir determinado por un alto grado de autoparodia.

freddy-contra-jason-critica“Freddy Contra Jason” reúne a dos leyendas del cine de terror de los ochenta. Jason Voorhees, el devoto de los adolescentes campistas, y Freddy Krueger, el irónico poblador de sueños acnéicos. Las tramas de estos títulos, con la sangre y el sexo dominando todo el flojo entramado, eran tan predecibles en cada escena y en los destinos de cada personaje como también lo es en esta poco amigable confluencia que definirá quien de los dos iconos del subgénero slasher es más cafre y egocéntrico en sus maneras de psicópata.

Es puro cine de consumo que solamente busca fortalecer las arcas de sus hacedores y entretener/atemorizar sin más a los asistentes a la sala, generalmente adolescentes, contando una historia marcada por su falta de seriedad y un formulismo animado por una importante sarta de efectos especiales, parte básica en este tipo de proyectos.

Freddy convirtió a Robert Englund (que venía de encarnar al lagarto bonachón de la serie “V”) en toda una estrella del género. Todo lo contrario pasó con el encargado de interpretar a Jason, ya que sus andanzas los viernes 13 fueron representadas por diferentes actores, siendo el más prolífico Kane Odder, quien en esta ocasión es relevado por Ken Kirzinger, el encargado de ponerse la máscara y enfrentarse a Freddy. Dos colosos del terror 80’s frente a frente en una película sin más oferta que explotar sus actividades virulentas en un relato sin inventiva, estilosa realización, textos descerebrados, adolescentes de pechos prominentes interpretadas de manera mediocre y un despliegue jaranero de gore facilón. ¿Se esperaba algo más? ¿No? Pues a disfrutar ¿Si? Pues a esperar sentado para la próxima.

Fichas en AlohaCriticón

Monica Keena
Jason Ritter

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:9    Promedio:2.8/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar