• Por Antonio Méndez

wilco-cruel-country-albumCrítica

Disco de Wilco que podría pasar por un álbum de cantautor folk y country de Jeff Tweedy.

Es un doble álbum con una sonoridad acústica en tempo lento, en ocasiones monótona.
Líricamente tiene alto mérito.

Se abre con “I Am My Mother”.
Cálculos, reflexión sobre futuro, cambios con fijación en valores maternos.
Un Bob Dylan menor.

Cascos de caballo en la pieza que titula el disco, “Cruel Country”, desilusión patriota con voz abatida, armonías vocales y un agradable sonido country que muestra influencia de Gram Parsons.




wilco-cruel-country-review-critica-alohacriticon“Hints”.
Es un buen tema folk con lirismo sobre fijación de metas, solidaridad y mente dispuesta para la “lucha”.

Más ascendencia dylaniana en “Ambulance”, imágenes de moribundo, de adicción, de inconsciencia…

“The Empty Condor”.
Atmosférico folk con una poética extraña con melocotones podridos y muertos a la deriva.

En “Tonight’s The Day” se trata de una elección en el día adecuado. Bueno o malo.
Feliz y triste.
Es una pieza elegante, con ritmo tranquilo funk.



Sube ligeramente el tempo en el melódico medio tiempo “All Across The World”, con Tweedy afirmando que la gente muere y simplemente vive sus vidas por todo el mundo.
Por si no lo sabías.

“Darkness Is Cheap”.
Mezcla la guitarra acústica con cuerno francés y una voz quebradiza a lo Neil Young.
No trasciende.

Ahora vienen dos de los mejores cortes de este trabajo:

“Bird Without A Tail/Base Of My Skull”, estupenda melodía con un curioso encadenado lírico y un sonido jangle pop de interesante estructura.
Es uno de los momentos destacados de este doble álbum.

“Tired Of Taking It Out On You” es otro tema válido.
Jangle pop en relajado tempo que podrían cantar los Jayhawks con elegantes arreglos vocales e instrumentales.


Con la desnuda “The Universe” pretenden emocionar pero terminan aburriendo por su monotonía.

Sonidos de tormenta en la intro de “Many Worlds”, pieza de casi ocho minutos con piano y expresión mortecina.
Melancolía cósmica con una jam instrumental en su largo outro.

“Hearts Hard To Find” es otra canción notable de este extenso “Cruel Country”.
Tranquila, melódica, como un soft rock al estilo 70s del trío America.
En ella, Tweedy se extraña de la falta de empatía que sufre en ocasiones ante situaciones traumáticas.

“Falling Apart (Right Now)”.
Es más rítmica, con guitarra eléctrica, twang, un sonido que nos lleva al country y el rock de finales de los años 50 y comienzos de los 60.

La balada country “Please Be Wrong”, con Jeff en modo crooner intentando recomponer una relación, podría cantarla Elvis Presley o Johnny Cash.

Con “Story To Tell” vuelve el piano (a lo John Lennon) a tomar presencia dominante en una canción de reflexión y aceptación.




“A Lifetime To Find”.
Es un animado country rock con buenos punteos de guitarra y con centro en un personaje al borde de la muerte… la siento en mi pecho…
Estilo The Byrds del “Sweetheart Of The Rodeo” o The Flying Burrito Brothers.

La balada “Country Song Upside Down”.
Es un melódico y dulce momento con arco iris, truchas, cabañas… y arreglos de cuerdas.

“Mystery Binds”.
Es un medio tiempo que crea un ambiente misterioso en un interesante, con tormentas, niños desaparecidos y el vocalista adoptando formas de demonio, en un sugestivo progreso psico-country.

Uso prominente de excitadas cuerdas en “Sad Kind Of Way”, estampas de pareja con sentimientos enfrentados en un corte más cerca del art rock que del country.

Final con “The Plains”, intro con sonido de tormenta en una balada con rasgueos y punteos acústicos con Tweedy buscando lugar en las llanuras para ser libre.

Se hace largo.
Si se quedaran con 12 canciones sería un gran disco country folk.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:1    Promedio:3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar