• Por Antonio Méndez

tres-reyes-cartel-peliculaDirección: David O. Russell.
Intérpretes: George Clooney, Mark Wahlberg, Ice Cube, Spike Jonze.

Con guión de Johnn Ridley (“Sangre Fría”) y David O. Russell (“Extrañas Coincidencias”, “Flirteando Con El Desastre”).

La Guerra del Golfo ha terminado. Cuatro soldados del ejército estadounidense buscan en el desierto iraquí oro robado a Kuwait.

Promocionada como una comedia de aventuras, “Tres Reyes” es más bien una crítica reflexión contra el desatino de la guerra y el papel predominante de los Estados Unidos dentro de la política internacional, una política planteada casi como un neoimperialismo (y de forma un tanto demagógica) en pos básicamente de consecuciones económicas. Lo que es importante es que esta crítica es hecha desde la propia perspectiva norteamericana que por una vez se aleja del típico estereotipo del ciudadano árabe carente de sentimientos y que sólo piensa en cometer asesinatos y matanzas por doquier e intenta humanizar la situación dramática que conlleva todo tipo de contienda sin distinguir bando alguno.

David O. Russell pretende ofrecernos desde un claro mensaje personal su visión del reciente conflicto del Golfo, mostrándose en todo momento contrario a la conflagración e intentando ácidamente cargar las culpas de la intervención a la beligerante administración Bush, una intervención netamente monetaria en la que existen pocos vencedores, entre ellos la cadena televisiva CNN (en este film se parodia a los medios de comunicación y su papel manipulador para ofrecernos la información) y muchísimos perdedores, entre ellos la sociedad en su conjunto y, dentro de ella, los propios soldados americanos. three kings george clooney movie fotos pictures

La búsqueda de unos lingotes de oro por parte de cuatro soldados yanquis (son como los tres mosqueteros… tres pero cuatro) después de firmar un tratado de paz con los iraquíes no es más que un simple McGuffin para mostrar el recorrido emocional que los combatientes desarrollan en esa pesquisa al percibir los sufrimientos de los ciudadanos árabes, el dolor compartido por sus familias o el sufrimiento dibujado en los rostros de los niños.

Russell también se ocupa de problemas logísticos como la guerra química o la problemática de las minas que solamente conllevan mayores desgracias.

Esta autocrítica es trasladada en un tono casi documental utilizando un mejunje de técnicas que intentan dar un sentido más realista al asunto, con granulosa y macilenta fotografía, constante utilización de la cámara al hombro (no para de moverse en todo el metraje), empleo del slow motion al estilo Sam Peckinpah, rápido montaje, planos subjetivos… Toda esta arriesgada operación menoscaba un poco el film al no establecer un estilo decidido en el planteamiento narrativo con la historia al servicio de la cámara en vez de lo contrario. Con todo, se trata de una película muy interesante con un agradecido enfoque punzante.

Fichas en AlohaCriticón

George Clooney
Mark Wahlberg