• Por Antonio Méndez

grateful-dead-discos-debut-criticaCrítica

En una de las cunas del hippiesmo, San Francisco, se creó este grupo estadounidense llamado The Grateful Dead y formado por el cantante y guitarra líder Jerry Garcia, el guitarra rítmico y vocalista Bob Weir, el bajista y vocalista Phil Lesh, el batería Bill Kreutzmann y el teclista y vocalista Ron “Pigpen” McKernan.
Iniciados en el blues y en el folk, el quinteto se caracterizó por interpretar largas y ácidas jam que atraparon en sus conciertos a un cuantioso número de seguidores fanáticos llamados “deadheads”.

La banda fue una de las que participaron en las fiestas lisérgicas organizadas por Ken Kesey, el autor del libro “Alguien Voló Sobre El Nido Del Cuco”.
Cuando sus directos ya eran populares en toda la zona de la Costa Oeste, los Grateful Dead debutaron en formato LP en Warner con este disco homónimo producido por David Hassinger.

El álbum contiene muchas versiones, entre ellas adaptaciones de conocidos artistas blues como Jesse Fuller (“Beat It On Down The Line”, boogie rock garajero con dinámico órgano de Pigpen) o Sonny Boy Williamson (“Good Morning Little School Girl”, composición de H. G. Demarais, blues rock lento de casi seis minutos con crescendo).

grateful-dead-music-reviews-1967En “Cold Rain And Snow” versionan un corte tradicional con elementos folk, garajeros y psicodélicos.
“Sittin’ On Top Of The World”, canción escrita por Walter Jacobs y Lonnie Carter, es un blues rock con trazas rockabilly.

“(Walk Me Out In The) Morning Dew” es una de sus mejores adaptaciones de temas ajenos, en este caso de la cantante folk Bonnie Dobson.
Evocativo, épico folk rock psicodélico con estampas apocalípticas.

El LP también contiene dos versiones de Noah Lewis: “New, New Minglewood Blues”, simpático tema sobre un buscamujeres y buscavidas con un fenomenal Jerry Garcia en la guitarra… mi ocupación número 1 es robarle las mujeres a los hombres… y “Viola Lee Blues”, excelente jam de diez minutos, blues garajero ácido con el protagonismo de un preso.

Una de las dos únicas composiciones propias del grupo en este álbum es “The Golden Road (To Unlimited Devotion)”, flower power acreditado a todos los miembros de la formación californiana.
Es una rítmica pieza psicogarajera cercana a lo que ofrecieron el mismo año The Moby Grape o Buffalo Springfield con un gran bajo de Phil Lesh.

La otra pieza original de los Grateful Dead es “Cream Puff War”, la canción más ácida del LP con resonancias psicodélicas de Jimi Hendrix.

Álbum primerizo de una importante banda que conoció mejores producciones en años posteriores.

Ir a la biografía AlohaCriticón de The Grateful Dead

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:1    Promedio:2/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar