• Por AlohaCriticón


Dirección: Patricia Ferreira.
Intérpretes: Ana Fernández, Miguel Angel Solá, Roberto Enríquez, Ingrid Rubio.

Con guión de Daniela Féjerman (“A Mi Madre Le Gustan Las Mujeres”, “Semen, Una Historia De Amor”), Patricia Ferreira (“El Alquimista Impaciente”, “Para Que No Me Olvides”), Manuel Gutiérrez Aragón (“La Mitad Del Cielo”, “Cuando Vuelvas A Mi Lado”), Enrique Jiménez (“El Alquimista Impaciente”) e Inés París (“Semen, Una Historia De Amor”, “Miguel y William”).

Sinopsis

Paloma (Ana Fernández) es una psiquiatra destinada a un hospital gallego en donde se encuentra ingresado Mario (Miguel Ángel Solá), un hombre que padece una extraña alteración de la memoria.

Crítica

El período convulso de la transición política y social en España ha sido un tema manido expuesto en muy diversas y recientes manifestaciones culturales, con documentos televisivos, cantidad extensa de libros escritos desde muy diferentes puntos de vista y, por supuesto, películas cinematográficas. Una más es esta cinta con trasfondo de thriller en la que se nos narra una rocambolesca intriga que inexplicablemente ha conseguido una cierta resonancia entre el público berlinés en su pasado festival de cine.

¿Cómo se puede intentar mantener un discurso tan pretencioso sobre la pérdida de memoria colectiva de una época con el ingente y reiterativo material que tenemos a nuestra disposición? Al margen de ello, el relato de la debutante Patricia Ferreira es desmañado y superficial, con esbozos de personajes y no pocos huecos de guión.

Uno. ¿Cómo la psiquiatra llega a su lugar de destino laboral y al poco tiempo se larga con un desequilibrado peligroso (ha matado a un hombre) descuidando a todos los otros pacientes e iniciando una acción propia de Sherlock Holmes? a colación de esta huida, ¿de qué viven, dónde logran el dinero, en qué lugar consiguen la ropa….?, la explicación espacial y temporal del film está muy mal expuesta, ¿cuánto tiempo dura la acción?, su autora ofrece escasas referencias cronológicas.

Otro. ¡Qué recurso más fácil y milagroso para curar la amnesia producida por el síndrome de Korsakof!, simples dosis de anfetaminas, ¡qué le den el Nobel de Medicina ya!.

Y Otro. No se puede presentar después de casi una hora de metraje a un personaje dotado de tal fuerza motora como el hijo del militar sin establecer ninguna mención anterior que casi logra oscurecer a los dos protagonistas y que toma el relevo de la esclaración de los hechos.

Más. La escena de sexo entre la psiquiatra y el paciente es brusca, no se produce un previo tratamiento de transición emotiva por parte del personaje femenino.

Y dale. Errónea presentación un personaje clave en la esclaración de la intriga, al mostrar de una forma tan clara su culpabilidad mediante una ingenua introducción del mismo.

Si nos ponemos tiquismiquis… La escena en la que Mario se baña desnudo, ¿qué aporta a la historia? como no sea un aporte gratuito para la conexión física entre médico y paciente…… y así se podría seguir desmenuzando las enormes taras que contiene el guión de este film cuyo principal punto fuerte son las interpretaciones de su pareja protagonista.

Fichas en AlohaCriticón

Ana Fernández
Luis Tosar

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:23    Promedio:3.3/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar