• Por Antonio Méndez

ty segall manipulator album disco review criticaCrítica

Ty Segall, sea como solista o con sus múltiples proyectos (entre ellos Fuzz), es uno de los grandes (y prolíficos) talentos actuales para crear música inspirada en el rock garajero, proto-punk y psicodélico de mediados y finales de los años 60.

En “Manipulator”, trabajo compuesto de 17 canciones, añade a sus habituales mañas garajeras, noise y ácidas influencias funk rock y glam rock con especial incidencia en las formas y maneras a lo T. Rex.

Se abre con la pieza homónima “Manipulator”,con órgano a lo ? & The Mysterians, tono paranoico en lugares con teléfonos infiltrados y un sonido psicogarajero que no quedaría mal en un LP de los Music Machine.

“Tall Man Skinny Lady” es un híbrido glam-funk-psicodélico que no funciona mal a pesar de las naderías líricas habituales en sus textos. La balada “The Singer” muestra las claras ascendencias de Marc Bolan en Segall, quien disfruta a lo largo del álbum empleando el falsete.

“It’s Over” retoma tempos funk en su dinámico ritmo de bubblegum punk garajero con distorsión ácida guitarrera, corte previo a uno de los mejores momentos del disco, “Feel”, mezcla de voz frágil con potente instrumentación en un vibrante, pegadizo rock psicodélico que tanto podrían tocar bandas pioneras como los Blue Cheer o los Amboy Dukes o derivados de éstas en etiqueta stoner rock como Kyuss.

ty-segall-fotos“The Faker” es otro intenso corte en donde arden las guitarras garajeras-noise sobre fundamentos boogie glam rock estilo T. Rex.

Se pone flamenquito en “The Clock”, pop con punteos de guitarra española y arreglos orquestales. Como casi siempre Ty demuestra capacidad para la creación melódica y rítmica en sutiles variantes de tempo.

El medio tiempo “Green Belly” parece un corte de los primeros Kinks en una mezcla armoniosa, melódica, serena… de folk, R&B y pop psicodélico, mientras que “The Connection Man” fusiona el proto-punk con el funk lisérgico en atmósferas robótico-espaciales que nos conducen a esquinas mentales y modos trastornados.

El funk también es base de “Mister Main”, pieza de sofisticación pop con influencias surf cuyo falsete ya comienza a resultar cargante. “The Hand” es un corte folk psicodélico estilo Led Zeppelin y “Susie Thumb” explota de forma satisfactoria sus reflejos garajeros proto-punk y rock psicodélicos.

“Don’t You Want To Know? (Sue)” recalca sus querencias bolanianas mientras que “The Crawler” es un disfrutable hard rock lisérgico que le emparenta de nuevo con los grupos stoner rock. Imposible no moverse con el funk glamero de “Who’s Producing You?”.

Ty se pone delicado con “The Feels”, balada que podría interpretar Brett Anderson en Suede a mediados de los años 90, y termina con “Stick Around”, pieza lenta con ecos blues que no disgustaría a Jack White.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:9    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar