• Por AlohaCriticón

still walking caminando cartel poster pelicula
Dirección: Hirokazu Kore-eda.
Intérpretes: Hiroshi Abe, Yui Natsukawa, You, Kazuya Takahashi.


La familia Yokoyama se reúne en el aniversario de la muerte de uno de sus miembros, fallecido de forma trágica quince años antes del encuentro.

La reunión entre los familiares muestra los cambios y las tensiones que se han producido tras el fallecimiento del hijo mayor de los Yokoyama.

En “Caminando”, Hirokazu Kore-eda pone de manifiesto la influencia recibida de Yasujiro Ozu, presentándonos un drama familiar sencillo y sin pretensiones, cuyo visionado resulta realmente agradable.

Se trata de una película reposada y calmada, una ventana hacia las relaciones familiares, con un argumento simple que no da lugar a los giros o sorpresas. El espectador, por tanto, debe limitarse a contemplar, a dejarse llevar por unos personajes tremendamente humanos y precisamente dibujados.

Es un filme donde cobran especial importancia los gestos, las miradas, los silencios; así como las palabras y la forma en la que estas se dicen. still walking caminando critica review

La sombra de Ozu sobre esta obra es más que notable, de modo que temas habituales en la filmografía del maestro nipón como el paso del tiempo, la muerte o la confrontación entre generaciones, son tratados aquí con sumo tacto y delicadeza por parte de Kore-eda, que es también el autor del guión.

Esa influencia no sólo se limita a ámbitos temáticos o argumentales, sino que también se expresa desde un punto de vista formal, con planos fijos del interior de la casa tradicional japonesa, en la que los personajes se reúnen en torno a la mesa tanto para degustar alimentos, como para compartir impresiones.

El tránsito vital es un tema esencial, probablemente el más importante, en esta película. Algo que se refleja en planos que aluden a ese tránsito, como el paso de un tren o los desplazamientos, siempre a pie, de los personajes, que suben y bajan cuestas y escaleras. Subidas y bajadas que no son más que una hábil metáfora visual del devenir de la vida, con sus cosas buenas y malas, con sus alegrías y decepciones.

“Auritemo, Auritemo” (título original) es, en definitiva, una sincera y hermosa muestra de buen cine.

Ricardo Pérez

Fichas en AlohaCriticón

Hirokazu Koreeda

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:8    Promedio:3.9/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar