• Por Antonio Méndez

day-blindness-album-portadaCrítica

En el San Francisco ácido de finales de los años 60 se formó el trío Day Blindness con el cantante y guitarrista Gary Pihl acompañado por el teclista, bajista y vocalista Felix Bria y el batería Dave Mitchell.

Como muchos otros conjuntos de esta sensacional y pionera época del rock, los Day Blindness solo pudieron grabar un LP al no lograr los objetivos comerciales para sustentar el proyecto.

Con la producción de Tom Preuss, “Day Blindness” se editó en el sello Studio 10 de Mark Tabucci y el sonido de la banda, entre el acid rock, el blues rock, el psicohard, el prog-rock, les recordará a algunos a bandas del período como Iron Butterfly, Amboy Dukes, Vanilla Fudge, Blue Cheer, The Doors

La apertura “Still Life Girl”… tus oídos no escuchan, tus ojos no ven… muerte, confusión… Seis minutos de sonido psicoprogresivo garajero con fuzz, variantes de tempo, punteos blues, órgano a lo Ray Manzarek… Progresión brillante en una pieza agitada de disfrute que muestra las influencias del acid rock 60’s en el posterior stoner rock.

El instrumental “Jazz Song” comulga con ritmo influencias psicodélicas, jazz y blues.

day-blindness-banda-rock… me gustaría ir pero dime cómo…. “Middle Class Lament”… quejas de clase media en un hard rock blues en tempo lento. Son instrumentistas de primer nivel, con Gary Pihl luciéndose en la guitarra. Quizá la voz es un tanto monótona y mengua la valía instrumental del power trio.

Buen boogie blues el de “I Got No Money”, un R&B garajero intenso… soy un desgraciado, no tengo dinero, todo lo que tengo es problemas… eres la única chica para mí… solo tengo dolores de cabeza…

“House & a Dog”… una casa, un perro y un par de niños… Eso es vida familiar y hogareño… orgulloso de mí… De nuevo un rock’n’roll garajero. Pensemos en los Blues Magoos. En los Chocolate Watchband.

El órgano de Felix Bria es prominente en todo el LP. Solo hay que escuchar el medio tiempo “Live Deep”… un corte típico del acid rock californiano estilo Country Joe & The Fish o The Doors, con rugosas guitarras, un riff pegadizo de teclado…

Volvemos al blues, ahora blues puro, en “Young Girl Blues”… veo una chica allá, en lo alto de la colina… dijo que me quería, y yo a ella… Balada con destacada guitarra de Pihl.

Término épico con “Holy Land”, misticismo blues psicoprogresivo con percusión tribal en la intro… Padre, llévame lejos, a tu Tierra Santa, muéstrame el camino… 12 minutos dura esta psicodelia prog-rock equiparable a algunos pasajes de The Doors.

Day Blindness, sin fortuna en ventas, rompieron el proyecto tras este álbum. Garyy Pihl más tarde creó otro trío similar, Fox, para más tarde unirse a Boston y, entre otros proyectos, tocar con Sammy Hagar.

Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:1    Promedio:4/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar