• Por AlohaCriticón

franz ferdinand cover you could have it so much better album disco review

Un año después de su debut y disco revelación los Franz Ferdinand estrenan su nueva obra, “You Could Have It So Much Better” (2005), un álbum que reitera su oferta previa, es decir, ritmos frenéticos, sonidos angulares, voz afectada, letras con cierta ironía, y sonidos que van de los Kinks a Television pasando por Blur, los Who, Roxy Music, Bowie, Pulp o Talking Heads, en un agitado reciclaje de pautas básicas nuevaoleras, brit-pop, dance-pop agarajeado y punk-pop.

El conjunto, moderadamente disfrutable, no aporta nada demasiado nuevo en cuanto a su primer LP, disco que contaba con aquella gran canción llamada “Take Me Out”.

“The Fallen” es una apertura realmente explosiva, con duelo de inquietas y angulares guitarras, sonidos fuzz, letra entre hedonismo-nihilista y críptico-bíblico comentario sociopolítico, con un delirante tempo, marcado por un excelente bajo de Bob Hardy, y resonancias de Blur con la,la,la,la para acompañar en el canto.

El complejo texto de “The Fallen” contrasta con la simpleza lírica del single “Do You Want To?”, divertido corte de incitación sexual (¿de nuevo jugando con la homofilia?) con incisivos riffs guitarreros, pegadizo estribillo y un animado ritmo propicio al bailoteo.

“This Boy”, con una intro en la que Paul Thompson machaca sin piedad la batería, parece mezclar a los Buzzcocks o los Undertones con los Southern Culture on the Skids en una frenética pieza punk-pop en donde Kapranos afirma con gran intensidad y todo excitado que quiere un coche. Pero de los buenos.

Después de tanta aceleración los Franz Ferdinand se ponen serios y se relajan un poco en el medio tiempo romántico “Walk Away”, tema de desamor con buena melodía, sonidos acústicos, alguna guitarra jangle, livianos coros y ecos de los Kinks mixturados con los Smiths.

“Evil and a Heathen” es otra canción punk-pop con agresivo estribillo, voz distorsionada y potente interacción en la instrumentación, mientras que el desarrollo de “You’re The Reason I’m Leaving” les manifiesta como gente muy talentosa en las varianzas y manejos de ritmos con partes vocales similares a las del maestro Ray Davies, cuyas ascendencias, al igual que los Beatles, se encuentran también en la melódica y dulce balada “Eleanor Put Your Boots On”, con guitarra acústica y preemincencia de sonidos de piano.

En “Well That Was Easy” recuperan la celeridad en el ritmo con sus habituales cambios de tempo y “What You Meant” tiene alguna guitarra aceptable dentro de su iterativo sonido.

“I’m Your Villain” es una de las mejores canciones del álbum pues cuenta con todas sus conocidas constantes (excelso ritmo, intensidad instrumental con sonidos angulares, varianza de tempos…) más un feeling sexual con coda de hasta luego que culminaría de pinga el disco si no viniesen tres canciones más. Una, la homónima, genérica y escuchable punk-pop bailongo típico del grupo, otra, una balada beatleiana, y la tercera, dance-brit-pop con guitarras funk.

Ir a la biografía AlohaPopRock-AlohaCriticón de Franz Ferdinand


Puntuación

AlohaCriticón:
Usuarios:
[Total:30    Promedio:4.1/5]

Tú también puedes votar. Desliza el ratón por las estrellas verdes para dejar tu puntuación

Te puede interesar


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.